Dirección General

Ramiro Ramírez

Dirección General

Empecé a estudiar piano a los 7 años de edad, así que en realidad no tengo muchos recuerdos de mi vida en los que no haya tenido esa actividad extra que me obligaba a dedicar tiempo diariamente a la práctica del instrumento, además de cumplir con las tareas escolares.

Al llegar al cole el uso eficiente del tiempo se volvió más necesario pues el repertorio para piano que debía aprender era más exigente y las asignaturas del liceo técnico en el que estudiaba también eran numerosas y requerían dedicación. Pero ya para entonces había aprendido cómo distribuir el tiempo para cumplir con todo y, especialmente, la música y tocar el piano ya me habían conquistado.

Llegar al SINEM como Director General significa para mí la oportunidad de aportar para que miles de estudiantes hagan de un instrumento musical un complemento a sus vidas, conviertan el aprendizaje de la música en un viaje hacia la belleza, adopten la disciplina y la dedicación como parte de su carácter, desarrollen sus talentos y emprendan el camino hacia su realización personal. Sea cual sea el camino profesional que escojan, que la música sea una experiencia de vida.

Ernesto Brenes

Ernesto Brenes

Dirección Académica

El SINEM es una institución con objetivos claros y una misión muy bella; como músico, docente y administrador, me permite poner todo mi conocimiento, empeño, ganas y cariño a esta labor día a día, para que pueda seguir creciendo y dar los pasos necesarios para que año con año, más y más estudiantes logren ser tocados por una experiencia estética que sea inspiradora y que les permita desarrollarse a su máximo nivel como seres humanos, en síntesis, educamos para un desarrollo humano. 

Además, la institución presenta muchos retos, los cuales desde mi perspectiva coinciden con los planteados por la UNESCO en el Informe Delors, sobre las tensiones entre lo local y lo mundial,  el largo y el corto plazo, tradición y modernidad, por mencionar algunas, pero a la vez es lo que la hace una institución singular, con mucho que ofrecer por delante, pero que requiere mucho trabajo día a día, un paso a la vez para seguirla haciendo grande, lograr aportar a la educación pluridimensional que requieren estos tiempos.

En fin, una maravillosa oportunidad que agradezco enormemente y a la que he dado, doy y seguiré dando lo mejor de mí.