SINEM promueve la salud mental y física mediante charlas.

Más de 12 sedes son educadas en temas de alcohol y drogas.
Charlas se imparten a estudiantes, docentes y personal administrativo del Sistema Nacional de Educación Musical

Marianela Sanabria Leandro.

El Sistema Nacional de Educación Musical, SINEM, está promoviendo mediante charlas, la salud mental y física de sus estudiantes, docentes y personal administrativo de más de 12 sedes alrededor del país, como parte de uno de los programas del Área de Vida Estudiantil.

El programa orquestal del Hospital Nacional de Niños que tiene más de tres años de existir, es parte de los Programas Especiales del SINEM específicamente de los Programas de Atención Prioritaria; el objetivo de este proyecto, es potenciar las capacidades individuales de los pacientes con enfermedades crónicas del Hospital Nacional de Niños.

En días pasados culminamos con éxito una serie de capacitaciones sobre el tema: Consumo de alcohol: Información y Prevención. 
El objetivo objetivo primordial estaba orientado a brindar información a estudiantes, padres de familia y docentes  sobre los efectos del alcohol en personas menores de edad y adultos, además de sugerencias para el abordaje en nuestras escuelas.
Esto gracias a la colaboración de EDUCALCOHOL, organización independiente sin fines de lucro, compuesta por profesionales de los sectores salud, educación, comunicación e industria, cuyo fin es desarrollar e implementar acciones para educar a la población acerca de las bebidas alcohólicas y los efectos derivados de su ingesta, así como promover entre los habitantes un sentido de responsabilidad en torno al tema y una cultura de moderación en nuestra sociedad.

Gran alegría embarga la subasta realizada el día 28 de marzo, en el Hard Rock Café, sin embargo, podrían pensar algunos: ¿Qué tiene que ver una subasta con el SiNEM?, pues en definitiva implica uno de los tantos mecanismos a través de os cuales se puede evidenciar la articulación entre diversos agentes sociales en miras de fortalecer procesos de formación musical dirigidos a niños y niñas.

Felicidades a todos los y las estudiantes que participaron en estas audiciones, su motivación y deseos de aprender son un valioso tesoro para esta institución

Más que un público espectador, somos cual miembros activos de una orquesta sinfónica, con una inmensa diversidad en cuanto a colores y tesituras, es algo obvio, la sutileza de un triángulo en medio de la sección de percusión no se iguala a la fugacidad de una flauta piccolo o al abrazo tibio del cello, sin embargo entre ellos se genera un vínculo, que les impide ser solo ellos para sí mismos, y se configura la comunidad. El violín continua siendo violín, el fagot continua siendo fagot, sin embargo surge entre ellos un compromiso, una respuesta, que evidencia una reciproca responsabilidad.

En días pasados culminamos con éxito una serie de capacitaciones regionales de la mano del Instituto Costarricense sobre Drogas (I.C.D.), cuyo objetivo primordial estaba orientado a brindar información a nuestro personal sobre el consumo y tráfico de drogas y como proceder en nuestras escuelas y programas contra este flagelo.

De forma sencilla, se puede definir la escala musical como una sucesión de sonidos con una estructura definida según sea su clasificación. La escala mayor sugiere sensaciones positivas en quien la escucha, debido a su disposición de intervalos. De esta manera, consideraremos en el presente espacio, la escala de Re Mayor como la escala del respeto, valor imprescindible en la educación musical. Valor que denota apertura y disposición de escucha; y el reconocimiento del espacio propio, el ajeno, y el común.