05-08-2015

Estudiantes del SINEM asisten a campamento de clase mundial

Marianela Sanabria Leandro
Para el Sistema Nacional de Educación Musical

  • Beca de participación contenía clases de modalidad intensiva.
  • Jóvenes estuvieron durante una semana en suelo estadounidense. 

Greivin Solís Rojas con su espíritu de superación, su desempeño en la música, caracterizado siempre por ayudar a los demás y José Antonio Garita Picado, entregado a su pasión, tratando de superarse en su instrumento, han vivido una de las mejores oportunidades que ofrece el Sistema Nacional de Educación Musical, SINEM. 

Estos dos jóvenes veteranos del contrabajo, Greivin del SINEM de Oreamuno y José Antonio del SINEM de Alajuela, disfrutaron de una beca de participación en el Campamento 28th Annual Bradetich Double Bass Master Classes, de modalidad intensiva, realizado del 8 de junio al 14 de junio del 2015 en Texas, Estados Unidos.

Gracias a CORDI, un programa social de Lutheria Internacional San Agustín, quien promueve la educación musical costarricense y a la Fundación Bradetich de Denton, Texas Estados Unidos, Solís y Garita disfrutaron de una beca de $1800 cada una.

Durante el campamento, los jóvenes recibieron información sobre técnicas del instrumento y las últimas técnicas de enseñanza de cuerdas, también capacitaciones para enseñar a otros.

Dedicación y esfuerzo

La felicidad al saber que participarían de un campamento de tan alto prestigio y tan enriquecedor, era enorme. José Antonio por un lado, no creyó al iniciar en el SINEM que iba a tener una oportunidad como esta, pues no tiene los recursos para costearse un viaje de este tipo, sin embargo afirma que ha sido su mejor experiencia durante los cinco años que lleva formándose en el SINEM.

“Esta es una prueba del esfuerzo que le he dejado al instrumento, sé que puedo dejarle más, pero ha sido una buena recompensa por ese esfuerzo. La experiencia musical en el campamento ha sido muy grande, la disciplina que adquirimos, siempre puntuales, sin duda alguna es la mejor experiencia que he vivido gracias al SINEM”, explicó José Antonio.

Greivin Solís por otro lado, siempre fue testigo de cómo sus compañeros de la Orquesta Manuel María Gutiérrez asistían al campamento en Texas, pero nunca creyó que la oportunidad se le daría a él.

“Siempre escuché las experiencias de mis compañeros y este año poder vivir eso fue algo realmente increíble, tener la oportunidad de reunirme con personas de otros países y menores que yo, que interpretan a mayor nivel que uno, sin duda alguna de eso aprendí demasiado”, contó Solís.

 

Educando sin fronteras

Clase de bajoAmbos jóvenes llevan cinco años en el Sistema Nacional de Educación Musical, en los cuales han ampliando sus conocimientos sobre su instrumento el contra bajo; también han participado de varias giras dentro y fuera del país como a México, Nicaragua y Panamá. 

“Una gira muy bonita y que me llamó mucho la atención fue la de la Zona Sur, en el 2002 estuve con mis compañeros de la Orquesta Manuel María Gutiérrez en México y en el 2013 estuve en Nicaragua, también con ellos”, expresó Greivin Solís.

El Sistema Nacional de Educación Musical se ha empeñado en cumplir su labor de formar profesionales en la música, con profesores de alta calidad, tomando en cuenta las distintas formas de aprendizaje.

Para José Antonio Garita, el SINEM ha sabido cómo aprovechar los recursos que se brindan para los estudiantes: “Sin duda el campamento es una de las mejores maneras que ofrece el SINEM para aprender, a pesar de que la institución no lleva mucho en funcionamiento, ellos han sabido aprovechar las oportunidades y también se las han entregado a personas que verdaderamente lo merecen y que lo han sabido aprovechar”, destacó Garita.

Para Grevin Solís, ninguna experiencia ha sido como el campamento Bradetich: “El trabajo que logramos hacer allá, corregir principalmente muchas cosas como instrumentista a la hora de trabajar, a la hora de ejecutar los instrumentos y de esa manera también enseñarle a mis alumnos”.

Para ambos músicos, el campamento no solo llenó sus expectativas, sino que fue más de lo que ellos esperaban. Los jóvenes afirman que han crecido como persona y como profesional, por trabajar en otros ambientes, a los que no están acostumbrados.

El Sistema Nacional de Educación Musical se ha encargado de mostrar a los jóvenes una opción de superación, la música y con ello varias oportunidades de ampliar sus conocimientos.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.